Tierras de dragones y dioses, de sus hijos y nietos…

 

Con Rồng, cháu Tiên ‘,’ Hijos del dragón, nietos de dioses… Van Mieu, el Templo de la Literatura. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Comprender los orígenes de un país es importante A veces, estos orígenes vienen en forma de historias transmitidas de generación en generación … ‘ por Tien Ly

‘Con 4.000 mil años de historia en su haber, el tesoro literario de Vietnam es muy abundante, incluyendo innumerables mitos, leyendas y cuentos populares. Crecí escuchando estas historias de mi madre, las leía en mis libros de texto en la escuela y veía dibujos animados basados en estas historias en la televisión. Estos mitos y leyendas son parte de mi infancia.

Quiero compartir estas historias interesantes para que puedas aprender un poco más sobre Vietnam. Con solo escuchar, puedes explorar los eventos históricos y las antiguas historias populares del pueblo vietnamita a través de estas historias …

‘Los descendientes del Dragón y el Hada’ es una leyenda sobre el origen del pueblo vietnamita. Lac Long Quan era el nieto del Rey Dragón del mar y Au Co era la hija del Pájaro Sagrado en la alta montaña. Ella también es conocida como un hada. Se conocieron y se enamoraron. Después de su matrimonio, Au Co dio a luz una bolsa de cien huevos, y luego nacieron en cien hijos. Esta gran familia vivía feliz en la montaña.

Después de mucho tiempo, Lac Long Quan extrañaba su hogar, por lo que decidió regresar al mar y trajo a 50 hijos con él. Los 50 hijos restantes se quedaron en la montaña con su madre. El hijo mayor que permaneció en la montaña fue el aclamado rey de Van Lang y se convirtió en el primer rey de Vietnam. El primer rey Hung. Hoy, Vietnam honra el aniversario de la muerte de los reyes Hung el 10 de marzo del año lunar … ‘

Año 2019. Tien Ly publica esta historia. Acunada por mágicas leyendas, creciendo inmersa en un mundo de mitos, dragones y hadas, en ella nos cuenta cómo esta antigua leyenda, junto con muchas más, se mantiene viva en la imaginación y la memoria de la gente de Vietnam. En tiempos de selfies y de noticias fugaces e instantáneas, reales y de las otras, leídas y compartidas a través de las redes sociales; en tiempos donde estar ‘conectado’ prevalece sobre comunicarse, en tiempos en donde lo efímero prima y predomina, en Vietnam, las leyendas viven.

Pareciera que los mitos, cuentos populares, viejas historias de Dragones, hadas y dioses no quedaron atrapados y olvidados en los viejos libros prolijamente exhibidos en las bibliotecas vietnamitas. Para nuestra sorpresa y nostálgico asombro, viven en la memoria y en la imaginación de los vietnamitas. En su corazón. Entendiendo esto, es fácil comprender por qué, aun hoy, se llaman a sí mismos Con Rồng, cháu Tiên ‘,’ Hijos del dragón, nietos de dioses ‘…

Esta mística leyenda se ha transmitido, como dice Tien Ly, durante miles de años de generación a generación, de abuelas a nietos y de nietas a sus propios hijos e hijas. Los vietnamitas de hoy, que también crecieron acariciados por ella, con emoción y orgullo la cuentan una y otra vez, a todos los que quieran escuchar.

Para ellos, es solo una corroboración, si es que se necesita alguna, de su único origen étnico. Una etnia unida en sangre y por la tierra donde han vivido a través de los siglos. ‘Dong bao’, o ‘hermanos del mismo saco de huevos’, un término sentimental muy especial que los vietnamitas usan para dirigirse unos a otros … Con Rồng, cháu Tiên ‘,’ Hijos del dragón, nietos de los dioses …

En esta tierra, donde la frontera entre mitos, cuentos populares, historias e historia se vuelve un poco borrosa, los que saben, dicen que …

Hace unos 5000 años, en el noreste de Vietnam, en un recodo del río Rojo, abrazada por las aguas color te, prosperaba una pequeña aldea. Los años vieron esa aldea transformarse en un pueblito y el pueblo creció y se convirtió en una ciudad, luego en una ciudadela y, finalmente, en la capital del Imperio.

Como sucede , sucedió y sucederá, en cualquier parte de este mundo, imperio, reino o país, y en cualquier momento histórico, la ciudad capital, como sede del poder político, cambió de manos y jefes, varias veces. De una dinastía a otra, de los conquistadores chinos a los nativos, los emperadores vietnamitas. Y, como no podía ser de otra manera, el nombre de la ciudad acompañó todos y cada uno de esos cambios y desafíos políticos adaptandose, metamorfoseándose en el proceso …

Asi fue que al principio, las fuerzas invasoras del poderoso imperio chino llamaron a la pequeña aldea ‘Long Biên’, ‘el borde del Dragón . Solo para ser renombrado, años después, ‘Long Do’, ‘La panza del Dragón’, por los mismos chinos.. .Y cuando el pequeño pueblo se convirtió en ciudad y luego en ciudadela, se llamaría Đại La . Pero este nombre también cambiaria…

Año 1010, séptimo mes del calendario lunar. Lý Thái Tổ, el primer emperador de la dinastía vietnamita Lý, decidió mover la capital del imperio hacia el este, y pensó en la ciudadela Đại La. Decisión real, decisión tomada. Y comenzó el traslado. Meses después, y al final de un largo viaje, cuando el convoy imperial llegaba a su destino, un dragón dorado surgió al lado del barco del emperador. Esa visión fue la que sello el destino del nombre de la ciudad. La nueva capital no se llamaría Đại La. Nacia ‘Thăng Long’, ‘El Dragón surgiendo’.

Como vimos, los nombres de la ciudad, como la ciudad misma, cambiaron a través del tiempo, las dinastías y la historia. Cada nuevo nombre, un nuevo simbolismo. Nuevos simbolismos , nuevas palabras. Nombre tras nombre. Siglos tras siglos. Solo una palabra, un símbolo sobrevivió y prevaleció desafiando el tiempo, la historia, los cambios y conquistas, como un ancla: ‘Long’: Dragón.

‘Long’, Dragón. Vinculado a las viejas leyendas, asociado al sinuoso curso del río Rojo alrededor de la ciudad simulando un dragón. Vinculado a los emperadores vietnamitas para quienes el dragón era el símbolo de sus raíces, fuerza imperial y poder. La historia de la ciudad, así como la de Vietnam, esta entrelazada, tejida con leyendas, cuentos populares y simbolismos. Desde el comienzo. Desde la época de Lac Long Quan y Au Co, sus hijos y nietos. Los ‘Hijos del dragón, nietos de dioses’ … ‘Con Rồng, cháu Tiên’

Año 2010, mes de octubre. La ciudad de Hanoi, que alguna vez fuera el pequeño pueblo, alguna vez esa ciudadela llamada Đại La, alguna vez la capital del imperio Thăng Long, y conocida como Hanoi desde 1831, celebraba ‘Đại lễ 1000 năm Thăng Long – Hà Nội‘, su primer milenio. Mil años habían pasado desde la llegada de Lý Thái Tổ; desde su fundación como capital del reino.

La ciudad había sido sede del poder imperial vietnamita hasta principios del siglo XIX cuando la capital fuera trasladada a Huế en 1802 por la ultima dinastía Nguyen y volvería a ser centro de la política del país en agosto de 1945. Ho Chi Minh asumía el poder en Hanoi y la ciudad era establecida como la capital de la Republica Democrática de Vietnam. Después de la dolorosa rendición japonesa que definiera el fin de la segunda guerra mundial.

La decisión de la dinastía Nguyễn de quitarle el rango de ciudad capital no detuvo a Hanoi, donde la mayoría de las dinastías vietnamitas habían dejado su impronta, para crecer y florecer. Especialmente a fines de la década de 1880, cuando los franceses tomaron el control y modelaron la arquitectura de la ciudad a su gusto, dando al ya rico patrimonio estilístico de la ciudad un barniz estético tan pulido como único.

Hoy en día, Hanoi es una ciudad dinámica y de rápido desarrollo donde los cambios tienen lugar a cada hora, donde la vida moderna, sutilmente, impregna todo y a todos sin pedir permiso ni consentimiento. Pero aun así, es una ciudad que no olvida su pasado, sus raíces, valores y herencia. Su historia y sus leyendas. Es un lugar donde lo nuevo y lo viejo, el pasado y presente van juntos, viven juntos. Como uno. En una delicada, sublime armonía.

Fácil de ver. Fácil de amar a primera vista. En medio de la frenética Hanoi del siglo XXI resistiendo nostálgicamente el flujo del tiempo y activamente intentando adaptarse a la atmósfera dinámica de la ciudad moderna, se encuentra el casco antiguo. El corazón palpitante de Hanoi. Las raíces de Hanoi. El casco antiguo, el punto de inmersión para la mayoría de los viajeros. No fuimos la excepción.

2018, finales del mes de marzo. ‘Cerca del barrio francés, cerca de Hồ Hoàn Kiếm y a poca distancia del casco antiguo’ … recuerdo haber dicho. Todavía estábamos en casa, tratando de averiguar cuál sería la zona más conveniente de Hanoi para buscar un hotel. Nosotros, bueno …honestidad obliga, mi esposo lo encontró. El hotel se encontraba en la frontera sur del casco antiguo, justo al norte de Hồ Hoàn Kiếm, el Lago de la Espada Restaurada, que a su vez se encuentra al lado del barrio Francés. Fantástico. No lo pensamos dos veces. Hicimos las reservas. Mi esposo las hizo.

2018, semanas después. Final de abril. Viernes noche. No pudimos evitar sumergirnos en el casco antiguo ni bien llegamos. Chequeamos el mapa y decidimos caminar para familiarizarnos con el área, aunque el lugar al que queríamos ir, la parte más activa y animada del casco antiguo, no estaba tan cerca. ‘Toda esta área es comercial, así que a esta hora de la noche no debería haber tanto movimiento así que vamos a poder caminar tranquilos y relajarnos después de nuestro largo viaje’, pensamos. Qué ingenuos y equivocados estábamos. Simplemente no teníamos idea de hacia dónde nos dirigíamos … ‘La vida te da sorpresas’, sorpresas te da la vida..’ como diría Pedro Navaja …

Y que sorpresa. Habíamos caminado unos pocos metros, doblamos la esquina y ya se podía escuchar música. Y voces. Muchas. Miles. Más música. Más fuerte. Más cerca. ‘Pero, el centro del casco antiguo todavía está a varias cuadras de distancia’, seguíamos diciendo mientras mirábamos el mapa. A veces, los mapas pueden engañar, incluso si estás acostumbrado a ellos, pero ese no fue el caso. No habíamos avanzado mucho y realmente estábamos mas cerca del borde del casco antiguo que de su centro, como indicaba el mapa. En la supuesta zona mas tranquila. La música y ‘la movida’ deberían estar mas lejos. Sin embargo …

Era viernes por la noche de un largo, largo fin de semana. El feriado por el Día Internacional del Trabajo era el martes siguiente. Eso lo sabíamos, razón por la cual habíamos elegido ese fin de semana en particular para viajar. Lo que no sabíamos era que el día anterior, ese lunes 30 de abril, en Vietnam se rememora el ‘Día de la Reunificación’, otro feriado nacional. Y que feriado nacional. Entonces, ese año en particular, hubo cuatro días no laborables seguidos. Un largo, largo fin de semana.

Día Internacional del Trabajo y Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam, en tierras de Ho Chi Minh. Vietnam comunista. Y nosotros estuvimos allí. Todos querían estar en la ciudad para conmemorar. Los vietnamitas acudieron a su capital de a miles para celebrar. Los turistas fueron también de a miles para disfrutar.perdidos entre ellos, disfrutamos viendo a los vietnamitas celebrar y a los turistas disfrutar. Durante cuatro días y cuatro noches increíbles. Inolvidable. En Hanoi.

Ngày Thống nhất ‘, el Día de la Reunificación de Vietnam, también conocido como Día de la Victoria o Día de la Liberación. Marca la caída de Saigón el 30 de abril de 1975, lo que, a su vez, significó el comienzo del fin de la guerra de Vietnam. Con las tropas estadounidenses idas y derrotadas, comenzó el proceso de unificación que terminaría al año siguiente, el 2 de julio de 1976. Nacía la República Socialista de Vietnam.

Desde ese día, hay un Vietnam. Desde entonces, todos los vietnamitas viven bajo la misma bandera nacional. Unificados. Como uno. Como habían hecho sus antepasados, en los viejos tiempos. Como los hijos de Lac Long Quan y Au Co … Los hijos de un dragón, nietos de dioses … ‘Con Rồng, cháu Tiên’

Long’, Dragón. Vinculado a las viejas leyendas, asociado al sinuoso curso del río Rojo alrededor de la ciudad simulando un dragón. Vinculado a los emperadores vietnamitas para quienes el dragón era el símbolo de sus raíces, fuerza imperial y poder. La historia de la ciudad, así como la de Vietnam, esta entrelazada, tejida con leyendas, cuentos populares y simbolismos. Desde el comienzo. Desde la época de Lac Long Quan y Au Co, sus hijos y nietos. Los ‘Hijos del dragón, nietos de dioses’ … ‘Con Rồng, cháu Tiên

Ladrillos de cerámica de la dinastía Ly, siglos XI-XIII. Vinh Phuc, Hanoi, 1916. Los materiales decorativos de la dinastía Ly son muy ricos y diversos, incluyendo terracota, piedra y cerámica esmaltada. Los motivos también son diversos, los más comunes son dragón, fénix, hadas, flores y olas de agua. Dragones y hadas que nos recuerdan a las viejas leyendas. Museo Nacional de Historia de Vietnam. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Azulejo de cerámica marfil de la dinastía Ly, siglos XI-XIII. Ngoc Ha, Hanoi, 1916. Los motivos varían, pero los más comunes son dragones, fénix, hadas, flores y olas de agua … Dragones y hadas que nos recuerdan las viejas leyendas. Museo Nacional de Historia de Vietnam. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Una hoja del arbol Bhodi (ficus milagrosa, donde Budha se sento a meditar) de piedra grabada con motivo de dragón; Pagoda Phat Tich, provincia de Bac Ninh, 1057. Museo Nacional de Bellas Artes de Vietnam. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Detalle de una puerta de madera tallada con motivos de dragones. Pagoda Pho Minh, provincia de Nam Dinh, 1262. Museo Nacional de Bellas Artes de Vietnam. Crédito: Silvia Muda

Dintel de madera totalmente tallado con motivos de dragones. Entrada principal del templo Cau Dong, construido en el siglo XV, Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Van Mieu, el Templo de la Literatura, construido en 1070 durante el reinado del emperador Ly Thanh Tong en honor a Confucio, sus seguidores y Chhu Van An, una figura prominente en la educación vietnamita. El templo se caracterza por sus cinco patios temáticos. Éste es el cuarto patio antecediendo al recent donde se rememora a Confucio y los grandes maestros. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Dragones de bronze, parte de una clase de vasija ubicada en el centro del patio . Como una sombra, un eco, sobre el techo de la sala principal, y protegiéndola, se puede adivinar ottos dragones. Van Mieu, el Templo de la Literatura. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Quinto patio en Van Mieu. Un enorme quemador de incienso preside la entrada frente a la sala principal del último edificio del complejo. Una vez más, dragones. Templo de la Literatura. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Dragones guardianes.Van Mieu, el templo de la literatura. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Más leyendas y dragones en un mural en la pared de un patio interior en otro templo. Quan de Temple, Old Town. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Interior de Quan De Temple, que fuera restaurado siguiendo políticas basadas en la recuperación de piezas originales cuando sea posible. Leyendas antiguas, talladas en madera antigua. Simplemente fantástico. Barrio antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Legendas viven en la antigua madera de la estructura del templo. Legendas y dragones…leyendas de dragones y dioses. Quan De Temple. Casco antiguo, Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Detalle de los dragones tallados en la estructura de madera del templo. Quan De Temple. Barrio antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Mural representando a dragones, escena de una vieja leyenda sin dudas. Templo de Den Quan Thanh. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Jarra de bronze totalmente cubierto con bajo relieves. La ya conocida escena de los dragones. Conservando tradiciones y leyendas vivas. Artesanos de diferentes villas se unen en el Templo Kim Ngan para trabajar laboriosamente en sus artesanías … incluso hoy. Casco antiguo,Hanoi. Crédito: Silvia Muda

 

Today, Hanoi is a dynamic and rapidly developing city where changes take place every hour, where modern life subtly pervades everything and everyone without permission or consent. But even so, it is a city that does not forget its past, its roots, values and heritage. Its history and its legends… Amidst the hectic 21st century Hanoi nostalgically resisting the flow of time while actively trying to adapt to the dynamic atmosphere of the modern city, stands the Old Town. Hanoi’s beating heart. Hanoi’s roots. The old town, the immersion point for most travelers. We were not the exception…’

Casco antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Llegando al Casco antiguo para empezar un día de ventas. Crédito: Silvia Muda

Tiempo de la cena. en un tradicional negocio de antiguedades y sourvenirs en el casco antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Esperando a los últimos clientes. Casco Antiguo de noche. Crédito: Silvia Muda

Casco Antiguo de noche. Crédito: Silvia Muda

Casco Antiguo de Hanoi . Crédito: Silvia Muda

Desayunando. Casco antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Casco Antiguo de Hanoi, . Crédito: Silvia Muda

Casco Antiguo de Hnaoi, muy temprano en la mañana. Crédito: Silvia Muda

Noche en el casco antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Disfrutando de una bebida, al más puro estilo de Hanoi. Barrio antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Café con amigos. Barrio antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Imágenes del viejo y nuevo Hanoi. Tradicional vendedor ambulante caminando entre autos y motos. Increíble. Crédito: Silvia Muda

Conductores de rickshaws en el moderno Hanoi. Son uno de los mejores guías turísticos y contadores de leyendas … Nietos de dragón y dioses … Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Sonrisa vietnamita sin fin. El conductor de rickshaw que nos llevó al Templo de la Literatura mientras nos contaba la historia del lugar. Hanoi. Crédito: silvia Muda

Tiempo de descanso. Tiempo para encuentros y chats. La hora del almuerzo en Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Hora del almuerzo en Hanoi … hora de un merecido descans … hora de siesta. Crédito: silvia Muda

Hora del almuerzo en Hanoi. Tiempo para descansar, para “comunicarse”, tiempo para redes sociales. Crédito de la foto: Silvia Muda

Hora del almuerzo en Hanoi. No hay un lugar incómodo a la hora de descansar … Crédito: Silvia Muda

Cena temprana en Hanoi. Tiempo de familia. Casco antiguo. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Colores brillantes en una brillante mañana en Hanoi . Crédito: Silvia Muda.

 

‘..International Labor Day and Reunification Day in Hanoi, Vietnam, in the lands of Ho Chi Minh. Communist Vietnam. And we were there. Everyone wanted to be in town to celebrate. The Vietnamese flocked to their capital in thousands to commemorate. Tourists were also in the thousands to enjoy. We got lost among them. We enjoyed watching the Vietnamese celebrating and the tourists enjoying it. For four incredible days and four nights. Unforgettable. In Hanoi…’

Día Internacional del Trabajo y Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam, en las tierras de Ho Chi Minh. Vietnam comunista. Todos querían estar en la ciudad. Los vietnamitas acudieron a su capital en miles para celebrar. Los turistas también fueron tambien de a miles para disfrutar. Fue un gusto ver a los vietnamitas celebrando y a los turistas disfrutando. Barrio antiguo de Hanoi. Crédito: Silvia Muda

Casco antiguo celebrando el Día Internacional del Trabajo y el Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam. Crédito: Silvia Muda

Cuatro noches de música, miles de voces e idiomas, El Casco Antiguo celebraba el Día Internacional del Trabajo y el Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam. Crédito: Silvia Muda

Independientemente de la calle en que caminábamos, nos encontrábamos con la misma vista. Gente celebrando Día Internacional del Trabajo y Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam. Crédito: Silvia Muda

Sábado 28 de abril de 2018 a la noche, o primeras horas del domingo y el Barrio antiguo seguía celebrando el Día Internacional del Trabajo y el Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam. Crédito: Silvia Muda

Tiempo de celebraciones , de música, encuentros y artesanías. Barrio antiguo, sábado por la noche. Hanoi. Crédito : Silvia Muda

Cenando en un comedor en la plata alta de una de las tantas casas tradicionales vietnamitas del área, escuchamos música de violín en vivo, que se sumaba a las festividades. A última hora de la noche del sábado. No demoramos en bajar .Celebración del Barrio Antiguo. Día Internacional del Trabajo y Día de la Reunificación en Hanoi, Vietnam. Crédito: Silvia Muda

Música en vivo, violín y guitarra española. Simplemente fantástico. Vietnam, Hanoi, celebrando. Crédito: Silvia Muda

Audiencia privilegiada. Música de violín en vivo en la calle Mã Mây. En el corazón del casco antiguo. Hanoi. Crédito de la foto: Silvia Muda

La música. Los vietnamitas en miles celebrando. Fuimos testigos privilegiados. Tomamos esa foto. Crédito : Silvia Muda

 

‘.Ngày Thống nhất ‘, the Reunification Day of Vietnam, also known as Victory Day or Liberation Day. It marks the fall of Saigon on April 30, 1975, which, in turn, means the beginning of the end of the Vietnam War. With the US troops gone and defeated, the unification process began and would end the following year, on July 2, 1976. When the Socialist Republic of Vietnam was born….’

‘Una madre de vietnam del sur y su hijo’, decía la imagen. Día de la reunificación en Vietnam. Ciudad imperial. Hanoi. Crédito: Silvia Muda

‘Ngày Thống nhất’ Día de la reunificación. Ciudad Imperial, Hanoi. Crédito: Silvia Muda

‘Ngày Thống nhất ‘.. Día de la Reunificación. Ciudad Imperial, Hanoi. Crédito: Silvia Muda

 

‘…From that day on, there is only one Vietnam. Since then, all Vietnamese have lived under the same national flag. Unified.Like one. As their ancestors had done, in the old days. Like the children of Lac Long Quan and Au Co … The children of a dragon, grandchildren of the gods … ‘Con Rồng, cháu Tiên’ …’

 

 

Profile photo of Silvia
By
Argentine, civil engineer by profession, ex-city planner by choice, amateur photographer and travel writer by chance; without speaking any English, I moved into Pattaya because of my husband's job in March 2003, along with our fifteen -years old son. With great conviction, will power and a great group of friends, those hard times are part of the past. Slowly, I started to find my own space, to recognize and feel Pattaya as my own city, I started to have a ...home, so far from Home.

Leave a Reply

error: Content is protected !!
Skip to toolbar